lunes, 17 de diciembre de 2012

2012 DICE ADIÓS

Pues ya ha llegado este año a su fin, le quedan dos semanas y un día para que nos volvamos a poner nuestras mejores galas, a tomarnos nuestras uvas, a brindar por un año nuevo y disfrutar de una noche en familia, con amigos, con pareja, todo mezclado, con serpentinas, el gorrito, el frío, el cava, el jamón, y como en algunas ocasiones, a ese familiar que no soportas, a ese amigo que no querías ver, a ese ex que ya no soportas, porque esa es la magia del fin de año, que puede pasar de todo.

Como dije esta mañana en Twitter, hay conversaciones que nunca se olvidan y otras que son para olvidar, pues hay nocheviejas que puede ocurrir lo mismo, unas se olvidan y otras las disfrutas al máximo, que la tienes en el recuerdo para siempre. Como aquella del 2009 al 2010, que estaba triste, pero con una mezcla, o chispa de felicidad, porque acababa mi peor año y comenzaba uno nuevo. Un Asier, que resurgió como cual ave fénix y siguió el camino hacía delante... pero no escribo esta entrada para recordar viejos fantasmas, sino porque tras mucho tiempo sin escribir, no quería dejar Diciembre vacía, sin nada escrito, este Diciembre del 2012, que no paro de trabajar, que llevo doce horas a mis espaldas en este último trimestre, y que se acuesta temprano, más que nunca, porque el cuerpo lo pide. La verdad que pocas veces me ha ocurrido esto, porque suelo acostarme tarde, ahora los miércoles por "La Voz", es el único día que me acuesto a mí hora habitual, pero este último trimestre esta siendo durito, en tema laboral, no porque no vayamos a llegar, sino porque las horas a veces pesan como una losa, y joder, doce horas son muchas, aunque todo esta saliendo redondo.

Al final este 2012, tan diferentes a otros, por mis viajes continuos, más cortos, pero más intensos, por ver crecer a mi hijo, que el 7 de Diciembre cumplió dos años, tan travieso, tan juguetón, tan feliz le veo... pues eso, al final este 2012 ha salido a la perfección. El trabajo bien hecho, el reconocimiento laboral, los contratos bien atados para dos largos años, incluso algunos ya más tiempo, los viajes, las llamadas de teléfono, el cruzarte con alguien y sonreír, el estar al lado de tus amigos cuando te necesitan, el sentir el aire en la cara, el andar al regresar a casa, coger el metro en hora punta... este año 2012 ha salido bien, ha sido largo, y con trabajo; no he tenido vacaciones en verano, pero he estado en sitios increíbles, he conocido gente nueva, he visto lugares que no conocía, y he estado con la gente que quiero y todo eso que deseas en la vida, pues lo he tenido en este año 2012, al igual que otros años... bueno, todo, todo no, porque el amor se resiste (smile), aunque bueno, estoy bien tal como estoy, soltero, y sexo ya sabéis que no me falta (smile)...

Cuando comenzó el año pensé que se iba a resistir un poco, vuelvo a decir, que no porque pensará que no iba a llegar a tiempo a todos los proyectos, pero si porque combinar los viajes ha sido algo difícil, que con palabras no puedo explicar, pero ahora puedo decir, que ha sido muy fructífero, que ha sido de puta madre y que orgulloso estoy de mi gran equipo, de mí mismo, de mi gente, de la gente que sonríe a tu alrededor, de esas llamadas que me gusta hacer, de ver a mi familia, de ver que uno luchó por conseguir este gran sueño, y de ver que todo funciona bien a tu alrededor... así es, la lucha valió la pena, y seguiremos luchando para que todo continué así.

2013 esta repleto de promesas nuevas, proyectos con grandes ilusiones y nuevos viajes me esperan a lo largo del año, no sé si más cortos, si más intensos, si mas largos, si... eso se irá viendo, se ira contando, pero si sé que el año 2013 lo tengo repleto de trabajo, y me siento lleno, feliz, pleno, de putisima madre.

Pues poco más que contaros; como he dicho antes, este último trimestre he estado trabajando mucho, he visto poco a mis amigos, he tenido sexo placentero, he disfrutado con todo lo que voy haciendo, he tenido pocas cosas malas alrededor, y poco más puedo contaros. Ah, bueno, este sábado marcho a Nueva York, ya creía que este año no iba a ir, y al final, Lucía me ha dado una grata sorpresa. La idea ha sido suya, porque en París, sino recuerdo mal, que últimamente la memoria me fallo un poco (smile), me dijo que tenía ganas de pasar las Navidades fuera, lejos, y pasarlas conmigo y con nuestro hijo. Me lo propuso y el 22 de Diciembre nos vamos para Nueva York, a disfrutar de casi tres semanas, de vacaciones, sin portátil, los tres, viendo viejos amigos, disfrutando de las Navidades juntos, sin tener que preocuparme del trabajo, estar todos los días con mi hijo, y con ella, y este año 2012 pisaré de nuevo mi ciudad favorita. Si es que no puedo pedir más.

Pues colegas, a los nuevos seguidores, a los antiguos, a los oficiales, a los no oficiales, amigos, familias, a todos a los que me leéis, a los que comentáis....  os deseo una FELICES FIESTAS, FELIZ NAVIDAD Y UN 2013 de Puta Madre.

Se os quiere,

Muxus.

domingo, 11 de noviembre de 2012

PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA

Ayer os recomendé la película "Pequeñas mentiras sin importancia" y desde mi blog os la vuelvo a recomendar. Es Francesa y mi amigo Pierre me la dejó en DVD para que la viera. La podéis descargar, y espero que la veáis y me digáis vuestra opinión, porque es una gran película.

Imaginar un grupo de amigos, que creéis que os contáis todo, pero resulta que cada uno de vosotros, oculta, esconde, un secreto o más de uno, y cada uno del grupo, se lo contáis a un amigo, pero no diciendo toda la verdad, por vergüenza, por miedo, por el motivo que sea, contáis la mitad de vuestro secreto, ocultando siempre algo pequeño, algo sin importancia, incluso con alguna pequeña mentira; contándolo te hace sentir bien, pero luego en tu soledad, sabe que no has dicho la verdad, y acabas contándolo a tu mejor amigo. A tu amigo del alma, le dices toda la verdad, es más, tu gran amigo, sabe que lo has contado a otra persona; lo sabe porque te conoce bien, y te aconseja que digas la verdad, que no te va a pasar nada, que es una tontería. Pero desoyes el consejo y no lo cuentas y por circunstancia de la vida, se acaban enterando. Por hache o por be se acaban enterando.

Este es el argumento de la película, un grupo de amigos, de toda la vida, que se cuentan pequeñas cosas, pero ocultando cosas sin importancia, pero que al final, todos acaban sabiendo que entre ellos se ocultaban cosas... no voy a contar más, porque quiero que veáis la película y me digáis vuestra opinión.

Yo la vi ayer por la tarde, y acabe llorando. Me sentó bien soltar las lágrimas, porque te hace pensar en muchas cosas. En cosas que has vivido, porque el argumento tiene cosas de tu vida real. La ficción supera la realidad y te das cuenta de la gente que has ido conociendo a lo largo de tu vida, la gente que realmente importa, la que no, la que te has enamorado, la que has dejado escapar, la que está a tu lado, realmente a tu lado, tu familia, la gente que te apoya tal como eres, la gente que hace ver que es tu amigo y resulta que te critica a tus espaldas y en el fondo te tiene envidia... te hace pensar en muchas cosas y estas películas son pura magia. Te sientes identificado con las cosas de los protagonistas, sus vivencias, sus mentirijillas, sus escarceos amorosos... quien diga que no miente alguna vez, está mintiendo. Pero tienes que saber diferenciar, entre las que tienen importancia y las que no; y si  la mayoría son importantes, entonces plantearos vuestro grupo de nuevo.

No sé colegas, pero la amistad, la verdadera, obvio, forma parte de la aventura que estamos viviendo y tener al lado gente que merece la pena, es importante para nuestro crecimiento personal. Nos enriquecemos con experiencias que hemos vivido y estamos por descubrir. Llamamos amigos a cualquier persona, generalizamos mucho la palabra, pero todos sabemos que la verdadera amistad, está contada y es escasa. No voy a descubriros nada nuevo, pero viendo este tipo de películas, de autor, te hace reflexionar, pensar, sentir, llorar (o no), y te hace sentir grande y afortunado por tener las personas tan maravillosas a tu lado.

Ayer os dije que no quería pensar en nada, pero fue imposible, porque tras ver la película, tras derramar las lágrimas, que no tienen porque ser de pena, de alegría también se llora, me hizo sentir grande, afortunado, encantando por tener grandes amigos, que se les puede llamar a cualquier hora, que puedes contar con ellos, que con una mirada sabe lo que pasa, y lo importante que se les puede contar cualquier cosa, porque te aconsejará, te ayudaran y están a tu lado, que esto también es muy importante, para lo bueno, para lo malo, divertirse, porque si solo están para divertirse, no creo que valga mucho la pena. No descubro nada nuevo, pero, una vez más, tengo la necesidad de escribirlo en mi blog.

Pues tras sentirme así, de sentirme afortunado, continué con mi sesión de desconectar y pensar en mis amigos. En el amplio significado y los amigos de verdad. He dejado pasar un día, para escribir esta entrada.

Tan solo me queda deciros que espero que veías la película y penséis en lo que he escrito. Repito, no he descubierto nada nuevo, pero la sensación que tengo ahora, en este momento, es maravillosa... descubrirlo por vosotros mismos.


sábado, 10 de noviembre de 2012

DESCONECTAR

De vez en cuando es necesario poder y saber desconectar de todo, para centrarse en uno mismo. No es necesario hacer algo, no es obligatorio hacer nada, simplemente estar bien y casi no saber nada de nadie. Yo es lo que estoy haciendo este fin de semana. Ayer, aunque continuo en París, decidí cogerme fiesta, y no hacer nada en todo el día. 

Llevo dos semanas trabajando como un burro, casi doce horas diarias, ya que estoy con cuatro spots a la vez, más la agenda de Madrid y controlar varios temas. La verdad que los resultados están siendo impresionantes y me siento muy feliz; aunque acabe cansado, esta dando sus frutos las horas de trabajo y espero pronto enseñaros los resultados. Pues eso, ayer me tomé la libertad de cogerme fiesta, de estar todo el santo día en el hotel, sin hacer nada. Escribí varios tweets, jugué a los juegos del facebook, hable con mi hijo, y el resto del día me toque los huevos a dos manos, como se suele decir. Estuve genial, sin saber a penas nada de nadie, desconectado del mundo exterior y encontrarme tan lleno; una experiencia tan enriquecedora, que hasta me esta sorprendiendo.

Este fin de semana va a ser así. Quiero estar conmigo mismo, jugar cuando me apetezca, hacerme unas pajas en tranquilidad, hablar en twitter de vez en cuando y no saber lo que pasa fuera. De echo ahora mismo no sé si llueve o no. No he salido en todo el día. Me he despertado tarde, como ayer, me he dado una ducha, sin prisas, he comido tarde, y he decidido escribir esta entrada. Seguramente me pondré unas películas, un par de episodios de "Californication", si tengo hambre merendaré algo, cuando llegue la hora de cenar, pediré lo que más me apetezca, y por la noche vuelta a empezar. Estoy genial, he descansado lo que he necesitado, no he pensado absolutamente nada, he hablado con mi peque todo el tiempo que he deseado, me he masturbado (voy a ser fino) cuando me he puesto cachondo, sin prisas, y me siento más vivo que nunca. Necesitaba esta tranquilidad, también porque me espera otra semana dura, y no sé aún cuando regresaré a Madrid. No tengo prisas, estamos haciendo las cosas bien, y como dije antes están saliendo de maravilla. Puede que me quedé una semana más o puede que dos, no sé, ya lo diré, pero quiero decir que esta desconexion me esta sentando bien, que a veces, viene bien no saber nada de nada, y estar contigo mismo. Solo saber lo necesario, escribir cuando realmente apetece, jugar y todo lo que he contado anteriormente. Ni tan siquiera tengo ganas de salir a la calle. Aquí tengo todo lo que necesito, y ahora mismo no pido nada más.

Como he dicho en otras ocasiones, al día nos debemos de dedicar unos cinco minutos, a saber desconectar de todo. Sea un minuto, dos, cinco, veinte, pero no pensar en nada, no saber nada, solo lo que realmente te apetece en ese momento. Eso debería de ser a diario, pero como no siempre se puede, pues un fin de semana, un día festivo, te lo dedicas a ti mismo. Viene bien, y te hace sentir como nuevo. 

Esta entrada va a ser breve, porque no tengo más que explicar, mejor dicho, no me apetece explicar nada más, porque esta entrada se trata de desconectar y así lo estoy haciendo. Y como de eso se trata, pues la entrada debe de ser así, escrita con estas palabras, y breve. 

Pues no me queda nada más que decir por hoy, que voy a seguir desconectado y escribiré, contaré, hablaré cuando realmente me apetezca. Me siento bien, lleno, feliz, y más ahora no puedo pedir. Pues os mando un besotazo de mi marca, y bueno, que si podéis hacer lo que yo, hacerlo, desconectar, estar con vosotros mismos y ser felices.

Hasta la próxima.


martes, 23 de octubre de 2012

YA SE ACABA

Pero que ganas de que se acabe este interminable mes. Octubre parece que tenga 40 días, en vez de 31. Es eterno, largo y pesado. No sabes la ropa que ponerte, porque si te abrigas un poco por la mañana, al mediodía te puedes asar, si vas en manga corta y alguna chaquetilla (ya sabéis que esa palabra la utilizo mucho, no me preguntéis porque) tienes frío, si vas con paraguas no cae ni una gota (lo predice el hombre del tiempo) y si no lo llevas te puede caer un chaparrón.

Esto es igual que cuando dices que te pasa algo: la gente te pregunta el qué. Si dices que estás feliz, también te preguntan o no se lo creen (parece ser que una persona feliz está mal vista), si hablas de sexo te pueden llamar guarro o fantasma (cual cosa me la suda, pero estoy hablando en general), o se ríen, como si el sexo diera risa. A mi desde luego no, me da placer e intento dar el máximo de placer. Si lloras, porque lloras, si dices mu, ellos dicen ma, si dices ma, ellos mu. Si dices blanco, ellos negro, pues así es como veo este mes de Octubre. Largo, pesado, cansino, irritable, pero que luego te da tus buenas satisfacciones, mira como en el sexo, que la metes bien, te mueves, besas, se goza y te quedas calmado, relajado, satisfecho. Suele ser así o debería de serlo. Pues esas satisfacciones de Octubre, es cuando hechas la mirada atrás, y ves con perspectiva los nueve meses que han pasado ya; ves resultados, ves buena economía, contratos que has firmado (ahora si hablo de mí). Pero ves que estamos a 23 de Octubre, y aun queda 7 días por delante. 

Luego está la hora "maldita" que atrasan; unos dicen que dormirán una hora más, otros que saldrán de fiesta una hora más, otros que follaran una hora más... bueno eso si pueden y no se corren en cinco segundos. Ups, es un lapsus "octubriano"... pues eso, la hora que dice que luego se ahorra energía, cual cosa nunca he creído. He leído, lo dicen los expertos, me rió de eso, que si en verano no se adelantara la hora, nos pondríamos en horario de verano de Europa Occidental, la que nunca se debió modificar. Y todo esto para que? porque el estudio revela que si cenamos a las 21.00 y comemos a las 14.00 deberíamos de empezar a trabajar a las diez de la mañana y no tan temprano, se produciría más, se trabajaría más relajados... ah claro, lo dice una experta que se levanta a las once de la mañana para escribir unos párrafos en un periódico y no hace nada más en todo el día. Claro, así cualquiera. Por eso he dicho que me rió yo de esos expertos que creen que atrasando o adelantando el reloj, hay un ahorro importante de energía; perdone usted, pero si a las ocho de la tarde, tengo que encender la luz, porque no veo, por ejemplo para bañar a mi hijo, pues la encenderé. Me da igual si se ha atrasado una hora el reloj, porque lo encenderé igual. Pues nada, esta gente sigue insistiendo que deberíamos de recuperar la hora, que llevábamos desde 1885 (claro esta misma persona que se levanta a las once, o vete a saber sino más tarde, estaba en ese año para comprobar el ahorro, ejem) Pero en fin, se deberá cambiar la hora. Ah, os podéis preguntar porque sé que se levanta a esa hora, escribe un artículo y se queda tan panch@, porque lo sé de buena tinta. Una porque puede ser mi amig@ y se lo puede permitir, o dos, porque no tiene otro trabajo, porque es tan mal periodista, que se cree que por escribir chorradas o inventarse algo que no puede probar, da ejemplo de que ayuda a sus lectores. Pero no voy a desvelar la fuente.

Mi empresa, siempre hemos realizado el mismo horario y rendimos al cien por cien; habrá días que estaremos más cansados, otros más ingeniosos, pero siempre cumplimos el mismo horario y las cosas van de maravilla; habrá muchas ocasiones que tengamos que trabajar fuera de ese horario (si grabamos un spot, por ejemplo) o por razones que se nos puede escapar de las manos, pero eso son ocasiones excepcionales y normalmente mi equipo, no tiene porque quedarse hacer horas. Y lo más importante, que esté donde esté, normalmente yo, pues hago el mismo horario, ya que así mi ritmo no cambia. Como he dicho antes, si tuviera que comenzar a las diez, como dice la/el experto/a ¿a que hora saldría yo de trabajar? ¿tengo que hacer esperar a mis clientes? Dejemos el tema, porque me pone de mala leche, y aún no la he soltado toda. Porque a mi nadie me va a decir, a que hora tengo que trabajar o salir. Mi horario me gusta, y quizás mañana lo odie, pero funciona a la perfección y lo importante es que mi gente esta contenta con ese horario y se rinde bien. Repito, el año que viene quizás se tenga que cambiar, (es un ejemplo), pero hoy por hoy esta genial.

Pues bien, siete días para que se acabe este mes de Octubre. Continuo en París (estoy desde el 11 de Octubre por la tarde y creo que regresare a finales de Octubre, pero viendo el calendario, y las cosas de mi trabajo, es posible que vaya más tarde, pero como siempre digo, nunca se sabe); bien, como la próxima semana hay un buen puente, es posible que mi hijo y Lucía vengan otra vez para aquí. Le echo de menos y todos los días hablo con él. Y ya tengo ganas de verle. En definitiva, que no sé cuando voy a regresar, porque siempre sé a última hora cuando voy a un sitio u otro, por agenda y otros motivos, pero nunca puedo predecir con exactitud mi vuelta. Es una sorpresa hasta para mí.

Hoy mis pensamientos han divagado un poquito por muchos lares, incluso he tenido múltiples erecciones continuadas (a lo largo del día ¿quien no ha tenido una erección?) y más cuando he estado con la preciosidad que me han presentado. Que morena (mi perdición). Guapísima, elegante, sencilla, y tremenda. Ya hemos quedado para cenar, ya sabéis que significa eso ¿no? Pues yo lo tengo claro y ella también, que es lo que verdaderamente importa... y una vez más me fui del tema.... ah si, ya, pues eso, que mis pensamientos han estado muy "octubriano", pero en general ha sido un buen día; incluso me he acordado de la pregunta que hice ayer en Twitter y en Facebook. No era ninguna broma, tenía esa curiosidad, y me respondiste con muchas respuestas graciosas y me diste la respuesta que buscaba. Eso me gusta, cuando lanzas algo en la red social, y la gente está ahí para responderte. Es lo bueno de esas dos redes que he nombrado, entre otras cosas.

Pues bien, creo que esta entrada esta llegando a su fin, porque los pensamientos "octubrianos" están regresando a mi cabeza. 

Besotazos y hasta la próxima.

martes, 9 de octubre de 2012

CINCO DÍAS

Por fin voy a tener unos días de descanso en este 2012; solo he tenido los festivos y algún día suelto que habré cogido, pero vacaciones, como tales no, aunque positivamente, como suelo pensar, las cosas han ido bien, más que bien, de putisima madre. Aún queda este último trimestre, que suele ser el más complicado, al igual que el primero; la mayoría de cosas esta organizado, pero puede haber imprevistos, ya que suelen aparecer. No se puede tener todo controlado, pero las cosas importantes están ya más que atadas y los trabajos repartidos. Mi equipo una vez más, está dando el cien por cien, y no puedo tener quejas.
Pues el próximo jueves, 11 de Octubre, hacía las cuatro de la tarde, volamos hacía Paris. No tenía pensado ir antes, aunque bueno, no suelo planear nada, e improviso bastante los fines de semana (excepto si es un viaje largo y tiene que estar organizado o sé fechas concretas), pero el domingo hablando con Lucia, que por cierto, tuve que ver otra vez la película “El gato con botas”, y las que me quedaran por verla; mi hijo ahí manda. Me hacía gracia porque cuando me levantaba para ir a la cocina o a fumar un cigarro, no quería que me fuera, que me quedara con él para verla… fue muy gracioso; pues hablando con la madre, me comentó que como la próxima semana tenía que ir yo para París, como he comentado para grabar los spots de “Cacharel”, entre otros asuntos, pues que nos fuéramos el jueves y así pasábamos el fin de semana. Entonces, decidí, pues que el lunes y el martes, me lo cogía festivo y así aprovechábamos más el festivo. Dicho y hecho. Reserva de hotel, ya los billetes en mano y todos contentos. Podré descansar esos días, estar con mi peque y disfrutar una vez más de la bella ciudad; ellos marcharan el 16 por la tarde y yo ya me quedo para trabajar (no sé bien el tiempo que estaré, ya se irá viendo).
Como dije antes no me gusta planear y menos a largo plazo, pero Lucia me sorprendió con una grata noticia: que en Navidades nos podríamos ir los tres a Nueva York, a pasar las fiestas allí. Que tenía ganas de regresar y como este año no he ido (llevo desde que tenía 18 años, viajando cada año, incluso a veces hasta tres veces, a mi ciudad favorita) pues si las cosas iban saliendo, tal como están, que podríamos hacer esa escapada. Me pareció estupendo, ya que serian unas autenticas vacaciones (miremos calendario y marcharíamos del 22 de Diciembre al 8 de Enero) y más aún en esa gran ciudad. Esto, obvio que está por ver, pero como todo está saliendo a la perfección y no creo que vaya haber inconveniente, pues seguro que se podrá hacer. Pero bueno, ya seguiré informando.
Ya casi mitad de Octubre, y los días más duros ya han pasado. Supongo que ya sabréis de que hablo (mejor dicho escribo), y no lo quiero ni escribir de nuevo. La verdad que tener gente tan de putisima madre al lado, ayuda y mucho. Y bueno, era algo que debía de pasar y ahora me encuentro mucho mejor; no es que estuviera mal, pero si de bajón, lleno de recuerdos y todo lo que se me pasa por la mente va relacionado con ella. Pero eso ya paso, el trabajo me llena, en twitter me lo paso teta, y por supuesto, estar con mi hijo es lo más. El fin de semana anterior, estuve por la tarde con él, sábado y domingo. Yo el sábado por la noche salí con los colegas y luego estuve follando. Hasta el domingo no regrese a casa, como debe ser y con cada corrida, embestida, el malhumor iba desapareciendo… fue buena noche. Fiesta con los colegas, sexo, del bueno, y estar con la persona que mas quiero. Un fin de semana redondo, complaciente, satisfactorio y escurridizo para los pensamientos.
Pues bien, Octubre como quien dice la cosa esta finiquitado; ya sé que exagero, pero sin darnos cuenta, estamos en el último trimestre del 2012 y otro año más se acerca, el temido 2013 (lo digo por los supersticiosos, porque yo no lo soy); espero que el año sea más positivo que este, en general lo digo, pero como están las cosas, no sé yo si eso va a ser así; esta difícil las cosas, pero supongo que algún día, mes, año, saldremos de esta crisis que nos está afectando mundialmente… uff, paso de escribir de política. Solo deseo que sea un año bonito, pero tampoco nos adelantemos, ya se felicitara cuando toque.
Pues poco más que añadir a esta entrada, ya que el resto de las cosas están más o menos como siempre, mucho trabajo, felicitaciones por la última campaña de Lancome “La vie est belle”, y ya adaptado al horario de invierno; algo estresado la primera semana, por temas de agenda, pero saliendo a las cinco y media de la tarde, la verdad que da tiempo para muchas cosas. Y bueno, lo llevamos bien. Y lo dicho, que el resto de temas va todo bien, la familia, colegas bien, y mi hijo encantado con el colegio. No sé si lo he mencionado o si lo sabéis, pero mi peque ha empezado este año el colegio (P2) y esta muy contento. Ya le queda menos para los dos años y como visteis esta grandísimo, sano y tiene un genio (ha salido a mí, sin duda jejeje)
Hasta la próxima, besotazos de mi marca, no os olvidéis que la tengo registrada.


domingo, 30 de septiembre de 2012

MONSTRUITOS

Entrada Original, Miércoles 21 de Septiembre del 2011 (ya es la última de mi antiguo blog)


A veces uno tiene tanto que explicar que no sabe cómo empezar. En mi caso, no tengo tiempo, y a veces no tengo ganas. Ya sé que tengo el blog bastante abandonado, pero no me voy a repetir y a prometer que… casi lo hago.

La entrada se podría titular “hijos de puta”, pero para no ser tan vasto o me acusen de que solo sé insultar, le he titulado “monstruitos”. También podría titularse “como pasar del amor al odio en cinco sesiones” “la nueva banda” y se me ocurren unos cuantos títulos, pero lo voy a dejar para mi intimidad, por si ocurren otras cosas.

No sé desde cuando se ha fraguado lo que voy a explicar, pero si os puedo decir que me ha hecho bastante daño. También os puedo decir que la puñalada trapera me ha llegado por sorpresa. Empezó todo por un correo electrónico, un correo en que me decía que necesitaba tiempo para olvidarme, ya que yo no le daba lo que él buscaba. Efectivamente eso es cierto. No le podía dar lo que él quería, porque yo no he pasado página del todo, y sinceramente, porque no me apetece empezar ninguna relación sería. Estaba muy a gusto tal como estaba, y le quería, pero no como él quería ser amado. No era amor, sino un gran cariño, una buena amistad, de hablar a diario todos los días, de reírnos, pelearnos… pero él prefirió dejar de hablarme durante un tiempo y que luego seríamos buenos amigos. No me llamo para decírmelo, sino principalmente me lo dijo por Facebook, será la nueva manera de “dejar” a alguien. Antes era por mensaje, pero ahora somos más modernos, lo próximo será dejar a la pareja, la amistad, o lo que se tenga por Twitter (de hecho algunos famosos ya han utilizado la herramienta para dejar a la novieta). Como estaba de vacaciones en Segur de Calafell (en mi casa, una de las primeras que compre no hay buena cobertura) a penas entraba en Facebook, y Twitter pues me costaba. Tampoco iba a entrar todos los días, ya que estaba con la familia. Mis tíos, mi primo David, su marido Alex, Lucia, mi hijo Asier, y después iban llegando más familiares de Ermua.

Cuando vi el mensaje en Facebook, solo faltaba que lo hubiera hecho en el muro…. Reconozco que me sentó fatal, cosa que supongo que a todos os sentaría mal, y fue cuando me di cuenta que me había eliminado. Me eliminó de todos las redes. Le escribí por Whasapp porque no entendía lo que estaba ocurriendo. Después fue cuando me envió el correo y me dijo todo eso. Que me amaba, pero que quería eso de mí, y como no se lo daba, pues que me tenía que olvidar por un tiempo y luego íbamos a ser buenos amigos y que me había borrado porque no quería, ni podía saber lo que yo estaba haciendo, o diciendo. Es cierto que le insulté, tengo un pronto muy malo… eso fue lo que me dijo, que soy buena persona, pero que mi pronto me puede… intenté disuadirle de que hiciera eso, que yo le quería y que me dolía lo que me estaba diciendo, pero era su decisión y no había marcha atrás.

El 5 de Septiembre ya me encontraba en Sídney, recién instalado, nos cruzamos con otros correos, incluso ya no cogía ni el teléfono… evidentemente no voy a desvelar las conversaciones, ni los mensajes, ni los correos, ni tan siquiera voy hablar mal de él (ellos) porque creo que no merece la pena, pero como escribir me calma, al final decidí hacer esta entrada.

Ya sé que muchos de vosotros estáis cansados de leer sobre este tema, pero yo os puedo decir, que no depende de mí, porque si la gente viviera sus vidas y no se molestaran en joder al resto, todo esto, ni lo anterior, no hubiera ocurrido. Pero para mí no está siendo fácil lidiar constantemente (cada dos meses como leí en un tweet), tener que justificarme con entradas, porque hasta el día de hoy, si alguien no me cae bien, o simplemente no me interesa, pues le dejo de seguir, sin más, que para eso tenemos esa opciones, pero no voy inventando historias, ni voy jodiendo como pretenden estás personas. Y sí, estoy agotado, y os comprendo, pero está vez, se trataba de un buen amigo, que de la noche a la mañana, sin saber bien el porqué, ha hecho lo que ha hecho.

No voy a entrar en más detalles, el resultado ha sido el mismo. Me dejó de hablar, inventó sobre mí. Porque voy aclarar que ha vuelto a coger algo que yo mismo he puesto en este blog. Un enlace de mi gran amiga Candice Tripp y como no escondo nada, pues lo digo abiertamente. Ella ya está al corriente de todo, es más, le sobre avisé de lo que había ocurrido. Ella siempre habla conmigo en castellano. Y en su blog, hay cuatro fotos mías, autorizadas por mí… y con eso han hablado hasta quedarse sedientos… hoy me toca a mí, mañana puedes ser tu. Con pocas palabras basta, con esto, quien me conoce, ya sabe de lo que estoy hablando y el resto que haga lo que crea conveniente. Pero que no incordien, que la vida son cuatro días, y si se sulfuran van a envejecer. Repito, quien quiera seguirme, hablarme, pues encantado, que siempre me ha gustado conocer a gente, pero los que crean a la “banda del patio”, pues que me dejen tranquilo. Es fácil, no pido más… y siento de verás que tenga que volver hablar del tema… pero necesitaba hacerlo para tranquilizarme. Tampoco os voy a taladrar, ni os quiero vender pena, pero como leéis en mi últimos tweets, mezclando con mi ironía y mi forma de ser, pues estoy hasta los cojones. Y así lo reflejo, así es mi estado, aunque también os digo que me he quitado un peso de encima, porque si realmente opinaban así, no sé por qué coño me seguían hablando y contestándome como si no ocurriera nada. Y si están tan seguros, pues que me denuncien, que yo ya lo he hecho, tal como os conté (creo que lo he contado, sino un resumen. Denuncié por todo el acoso recibido, insultos y decir que no existo; Twitter me paso todo lo que solicitó mi abogado)… es penoso, pero es así, y tarde un año, dos o tres, me tendrán que ver las caras.

Bueno, yo tengo la conciencia tranquila, estoy bien, y quería dejar reflejado en mi blog lo ocurrido. Y no he contado ni la mitad, pero como son cosas privadas, no quiero, ni puedo, ni debo contarlo.

Os dejó unas fotos reflejado en el espejo:






Ah, antes de cerrar la entrada, gracias a mis nuevos seguidores, a los lectores, y hacer un nuevo record de visitas. Y espero poder escribir más, pero el trabajo manda, y también estoy disfrutando de Sídney. Es mi cuarto año consecutivo, trabajando y disfrutando de esta bella ciudad. Creo que para mediados de Octubre, regreso ya para Madrid, pero nunca se sabe.

Besotazos de mi marca.

martes, 25 de septiembre de 2012

VISIONES DE MI MISMO

Entrada Original, Jueves 15 de Septiembre del 2011 (NOTA: como ya sabéis borre mi antiguo blog, y al recuperar las entradas, gracias a mi colega Francisco Javier, conocido por mi rubiales, las fotos no sé cuales exactamente puse en su día... solo quería hacer esta aclaración, ya que he agregado o quitado algunas)


Hola amigos, hoy escribo esta entrada, que no sé si va a ser larga o no. De momento he querido comenzar con un enlace que os llevará directamente a Noviembre del 2009, a Nueva York, en una galeria de mi querida ciudad. Las obras son de mi querida amiga Candice Tripp, de Londres, que esta triunfando allá donde va y yo siempre que puedo voy a verla. Como podréis ver salgo en el video y yo orgulloso que me siento. Tras el año nefasto (ya sabéis todo porque) Nueva York fue de nuevo mi refugio. De allí salí de nuevo reforzado. Este es el enlace http://www.youtube.com/watch?v=NbNuO2i1wWk



Así era yo cuando tenía casi dos años.



Aquí estaba yo en Nueva York, uno de mis primeros viajes, 18 o 19 años



En el metro de Londres




En está foto estoy irreconocible, con un pequeño pircing en la nariz, (no llevo pendientes, ni pircings, ni tattos, no me gustan... esta foto también fue en Nueva York en casa de unos amigos.




Yo haciendo el payasete, también en Nueva York (ya sabéis que es mi ciudad favorita)




En una galería de Londres



De punta en blanco.


Disfrazado en Halloween, en Sidney, me lo pase de puta madre




Con una ex novia, buena amiga (y si me estaba agarrando ahí)




Mi cumpleaños 2011 (7 de mayo del 2011)






Agosto 2011, Bilbao




Foto, 11 de septiembre del 2011 (Sidney)




Hasta aquí esta entrada que va dedicada a mi mismo, porque sí, porque me apetecía y porque yo lo valgo.

Besotazos.

lunes, 24 de septiembre de 2012

ASCO

Entrada Original, Lunes 1 de Agosto del 2011

 
Empieza el mes de Agosto, y la cuenta atrás está en marcha, para mi viaje inminente a Sídney. Unos 22 días más o menos me quedan para irme. Este año, no vamos a estar cuatro meses como los anteriores, ya que hay trabajo adelantado y no tengo que hacer tantas reuniones, ni presentaciones, como el año pasado. Me hubiera gustado quedarme ese tiempo, ya que mi pensamiento era quedarme el fin de año allí, pero, si no hay cambios previsto, estaré un mes o quizás dos, aunque si voy a contactar con nuevas marcas, nunca se sabe. Todo se irá viendo.

Esto evidentemente no me da asco, como bien dice el título de la entrada, pero era para introducir un poco lo que he comentado en Twitter, y porque no quería empezar a saco. Hoy, uno de agosto, he tenido bastante curro, bastante lió en la oficina, la mitad de la plantilla de vacaciones, muchas cosas que coordinar, y nada más irme a casa quería estar tranquilo, tumbarme y relajarme, pero no ha sido así. Nada más llegar a casa, estaba Lucia con su hermana y mi peque (ya pronto ocho meses) y querían ir al Corte Inglés de Vicálvaro. Primero me he dado una buena ducha relajante, hemos comido, y hemos ido en metro hacía allí. Lucia iba por trabajo, por unos carteles, y promociones (no se si os he contado, creo que si, ya hace tiempo, en una de mis entradas, que a Lucia le regalé una pequeña empresa de publicidad, más local, donde uno de sus trabajos, a parte de firmas que cuelgan sus posters en las marquesinas, pues hace cositas para el corte inglés, y la cosa le va muy bien; también me ayuda a mi).... pues eso, iba por trabajo y quería que le acompañara yo; no para negociar, sino que le parecía una de las ideas, y ya de paso, a comprar unas cortinas para su madre. No me he opuesto resistencia a ir, aunque sinceramente no me apetecía. Si acompañarla por el tema de su trabajo, no puedo decir más, sino pues comprar cortinas, mirar ropa, etcétera, no me apetece, y mucho menos allí. Pero bueno, como tampoco quería sentarme delante del ordenador, lo hubiera echo delante de al televisión, y hasta más tarde no iba a raparme, afeitarme y a recortar los pelos de la polla, y huevos, pues pensé, porque no ir...

Pues después de ponerme un pirata, mis chanclas, una camiseta "desigual", nos vamos todos para el metro. Menos mal que es agosto, y se nota que no hay mucha peña, porque no me apetecía oler más sobacos; porque no logro entender como a las 7.00 de la mañana hay peña que huele salvajemente mal; joder, puedo entender que después de trabajar, hayas sudado, y según que trabajo más, pero no logro entender que a las siete de la mañana se huela de aquella manera y tengas que soportar, a la vieja chiflada, o al pavo que escucha música sin cascos; no soporto eso. Y menos tener que oler a los demás... Pues bien, no había mucha gente, incluso Lucia se ha podido sentar. Yo llevaba el carrito de mi peque, que miraba con sus ojazos grandes a la gente, mientras llevaba uno de sus sonajeros en la mano. De vez en cuando se reía. Las señoras le miraba y les hacía tonterías.

Llegamos a la estación, y nada más pisar la estación de autobús, observo el movimiento que hay alrededor de los baños. Esos pajeros dispuestos a masturbarse delante de cualquiera; recordar que hablé de eso ya en la entrada de fnac. Pues aquí es doble o triple, y mucho peor. Los pajeros se huelen unos a otros y se alborotan cuando esta el guardia rondando. Se nota a tres leguas quien está allí verdaderamente esperando a alguien, o esperando que salga su autocar; o ambas cosas, paja y después viaje. Es así, y luego hablan de que el guardia los acosa o no sé que historias más; si no fueran a pajearse allí no serían acosados, eso os aseguro. No hace falta ser gran observador, pero es que la peña es muy descarada. Hasta la hermana de Lucia, comentó algo.

Salimos de allí y nos vamos para el corte inglés. Le doy zumito de naranja al peque; nos dirigimos a la oficina, mientras la hermana va a mirar cosas con su sobrino. La reunión va estupendamente, llegan a un acuerdo, todo ha salido según lo previsto (Lucia demuestra una vez más que mi presencia no ha echo falta). Salimos, encontramos a la hermana, y vamos hacer o van hacer la compra que tenían prevista. A mi peque le tengo que ir a cambiar el pañal, y así lo hago. Nos dirigimos hacía los lavabos, sin ganas de ir, pero era necesario; sin ganas de pisar porque se lo que me voy a encontrar, y la verdad no me apetece ver a un viejo, o no tan viejo, tocándose, o tocando al de al lado. Donde se cambian los bebes, que también sirven para los minusválidos, en la segunda planta esta ocupado. Supongo que lo estarán utilizando correctamente; ya me entendéis. Subimos a la tercera planta y también esta ocupado. Ya empieza a mosquearme eso. Intento abrir la puerta, pero se nota que no esta puesta con cerrojo, sino como alguien apoyandose. Toco la puerta, nadie me contesta. Abro, no está puesto el cerrojo, como preveía y me encuentro a un señor de unos 60 o 70 años, no es coña, no es exageración, con los pantalones bajados y un pavo de 30 o quizás algo menos, comiéndole la polla. ¿Por qué no me contestaron? ¿Por qué no cerraron con cerrojo? ¿Y por qué cojones están manteniendo sexo en un lugar público?

Espero que ahora nadie me diga, "deja ya de meterte con los viejos" "ellos tienen derecho" (no creo que nadie se atreva a decirme eso)... me da igual que sea de esa edad, o de un chaval de 18 años (o una pareja de hetero hubiera reaccionado igual). Eso que quede claro.
Mi hijo, evidentemente, y es obvio no sabe lo que está ocurriendo, pero yo sí. Les montó la marimorena, y la sorpresa es que el viejo se ofende y me insulta. No os creáis que se ha subido el pantalón, ni tan siquiera ha echo el amago, ni ha cerrado la puerta (al menos pudieron cerrar con cerrojo), sino que ofendido, refunfuña insultándome, como si yo tuviera la culpa de haberles pillado o vete tu a saber. Les montó la marimorena, y sin caer más en su juego y sin querer ver más aquel espectáculo (el chico joven salio zumbando de allí), les digo a unas mujeres que estaban esperando el ascensor, no sé si vieron algo, creo que sí, que hiciera el favor de avisar a unos de los guardias o a alguien; no quise ir yo, podría haberlo echo, pero si me iba yo el hijo puta, estoy en mi derecho de llamarle así, se hubiera ido. Sé que no servirá de nada, sé que no el van a decir o hacer nada, pero al menos en unos días por allí no aparecerá. El guardia tarda unos cinco minutos en venir, y yo al señor, con mi hijo, sin poder haberle cambiado todavía, en mi brazos, le digo que de allí no se mueva, que si le parecía bien lo que estaba haciendo; él estaba como asustado, y los insultos cesaron, pero tampoco se inmutaba demasiado. Difícil de explicar con palabras las expresiones de su cara. No quiero ni imaginar lo que estaba ocurriendo en los servicios de al lado o los servicios de la cafetería. Ya os dije, o eso creo, que en los servicios de la estación de la avenida América, he visto como un tío se la mamaba a otro, delante de los demás; éstos, al menos, aunque no es una justificación, no soy quien les va a justificar, estaban medio escondidos, lo que no entiendo es porque no cerraron con cerrojo, y menos aún, porque coño se tiene que hacer eso en un servicio público.

En definitiva, el guardia le pidió la documentación, se lo llevo y pude cambiar a mi hijo. Sé que mañana mismo, o quizás tarde unos días, volverá por allí, o peor aún irá a otro lavabo público a continuar con sus pajas o captura de algún joven que se la coma. Eso me da exactamente lo mismo, pero si mi hijo hubiera tenido dos o tres años y ve eso, os juro que le doy un puñetazo allí mismo. Que panda de sinvergüenzas y que asco me da que los homosexuales hagan eso en los servicios públicos. Creo que no tengo nada más que decir al respecto, porque con lo que he explicado, en está entrada y en otras, que mi postura ya sabéis cual es; no hace falta decir que vosotros estaréis de mi lado.

Pues nada más que añadir en esta entrada. Solo que tras cambiar a mi hijo y comprar lo que andaban buscando, nos fuimos a casa. Yo pude raparme, pude afeitarme y arreglarme mis partes intimas.

Un besotazo de mi marca registrada. Hasta la próxima.


lunes, 17 de septiembre de 2012

SEPTIEMBRE

En un principio, la entrada iba a titularse 1 de Septiembre, pero como la tónica es en general, pues he preferido llamarla como el mes que estamos.

Uno no siempre puede controlar lo que uno va sintiendo, sin darse cuenta, surge lo que tienes dentro y sale sin más. Ya he hablado muchas veces de este tema, pero es que es superable a mí.

Algunos dicen que Septiembre es parecido a Enero, un nuevo empezar, unos nuevos deseos, promesas, que son las mismas cada año, y que sabes que nunca se van a realizar, pero echando la vista atrás, a los ocho meses anteriores, intentado completar lo que nunca has empezado.

Septiembre es la época que vuelves al trabajo (afortunados quienes los tenga), que se regresa a los estudios, que dejas el tiempo libre, dejas de ir a la piscina, deja la playa, posiblemente dejas a un amor de verano (o dejabas), a nuevos amigos, a nueva gente que has descubierto y que algunos de ellos formaran parte de tu vida. Es como un nuevo renacer, es como una segunda oportunidad en el año, pero mucho deja de desear, al menos para mí, este odioso mes.

El 1 de septiembre nunca me gustó. Esté donde éste (los últimos años en Sidney), me pone triste, me pone de mal humor, me irrita, me trastorna, me trastoca, y haga lo que haga, esté con quien esté, es un día que me agobia. Siempre me digo el 31 de agosto que mañana no pensaré, como si se pudiera hacer y desconectare un poco del mundo, trabajaré con más ganas, con más energías, para superar el dichoso 1 de septiembre; para mí no equivale al 1 de enero, porque normalmente el uno de enero estás de resaca y no piensas en lo que dejas atrás, en lo que has podido dejar, hacer, etcétera, pero el 1 de septiembre es, para mí, como si comenzara el otoño, como si las hojas fueran a caer todas ese día, es como si no tuviera ganas de nada, como si no fuera a conocer más el amor, como si no fuera a volver a ver a la gente que quiero, es como si el mundo se me parara y mi mente viajara a tiempos remotos, a tiempos que no tienen sentido... es como si cada hoja que fuera a caer, se rompiera un pedacito de mi corazón.

Pero ese día pasa y septiembre avanza; me olvido un poco de esa tristeza y el sol resurge como si fuera puro verano; respiro de nuevo, las hojas están en su sitio, mi vida esta controlada, los sentimientos están seguros, mi corazón está entero, mi gente me oye, me ve, pero cuando ves que ya amanece más tarde, que la noche llega antes, que la gente va algo más abrigada, que el otoño se va acercando, que octubre está a la vuelta de la esquina, mi corazón se vuelve a encoger, y mis pensamientos están con ella. Las lágrimas están a punto de brotar, y la canción "answer" me vuelve acompañar.

17 de septiembre ha sido un día de esos raros, que te toca vivir, sin desear que llegue, pero que sabes que va a llegar; un día raro, de pasar de la pura euforia, a una tristeza, casi sin reconocer que se trata de ésta. Sabes que el tercer aniversario, realmente no sé si se le puede llamar así, va a llegar y que el otoño, la estación que menos me gusta, excepto cuando estoy en Nueva York, que allí parece otra cosa, se acerca, y estás de una mala leche casi irreconocible para la gente que a penas te conoce, pero que sabe que algo te pasa, pero que obvias el tema y entonces se me va un poco la cabeza (siempre he dicho que esa locura es sana), pero en estos momentos es triste. Esa tristeza, que tal como llega, desaparece, que con unas lágrimas, con una copa en la mano, una canción, una charla, unas risas tontas, un tonteo con un desconocido, incluso con la propia masturbación o la necesidad de que te reconozcan, se va. Desaparece por completo, sabiendo que volverá aparecer en cualquier momento, ya que sin empezar el otoño, se te va hacer largo.

Hoy he tenido ese día, raro, casi estúpido, irritable, gamberro, loco, solitario, y aquí estoy escribiendo la entrada, sabiendo que me va a desahogar, que las palabras que van saliendo del alma, se transformara en un alivio, quizás pasajero, quizás cubra las primera heridas, que surgirán un día u otro. Te dejas llevar y vas hablando con desconocidos, como si no lo fueran, y casi todo o algunas cosas te pueden sentar mal, pero no las evitas, porque necesitas ser reconocido, que te digan cosas agradables, casi sin quererlas oír, pero que te alivia, como el beso que nos daba nuestras madres en las heridas de la rodilla, que con la inocencia, creía que te curaban, y de grandes sabes que no es cierto, pero que con tu hijo, sobrino, primico, lo haces, porque sabes que a ti te aliviaba; y esas palabras que los extraños te dedican, te hace sentir bien, pero mal a la vez, porque sabes que no todas son ciertas, sabes que no todas son de verdad, y la barrera que tienes, la haces más fuerte, la construyes con buenos cimientos, porque no quieres resultar herido, pero las necesitas, porque todos somos humanos, y nos gusta oír cosas agradables. A veces, inconscientemente dices algo gracioso, para que se rían, o escribes algo para que lo lean, aunque en el fondo te da casi igual, y se mezcla con la necesidad, con el apoyo real.

Hoy le hubiera llamado, pero no lo he hecho, eso es buena señal, porque ya no le necesito. He pensado como estará, he pensado que estará haciendo, si hablará aún de mí, pero esos pensamientos se me fueron de la cabeza, porque era mejor así. No saber más. Bastante daño le hecho ya; hablando con un buen amigo, para mí lo es, con mi moreno, me di cuenta que he sido más cabrón de lo que yo me pensaba, y que yo también desaparecía y aparecía, sin más, solo porque sabía que tenía ese poder sobre la persona que más he amado; sabía que si le llamaba venía a mí, sabía que si le volvía a dejar de hablar, y le escribía un mensaje, volvía a tenerle en mi vida. Pero la decisión de que eso acabara fue mía, eso sí, antes le puteé una vez más, pero eso no lo voy a explicar, algo tiene que formar parte de mi intimidad. En ese momento me sentó bien, como un triunfo, pero hablando con mi moreno, me he dado cuenta que no.... hasta ahí puedo leer.

Son la 1:01 del día 18 de Septiembre, y hoy no sé que me va a deparar el día, solo deseo que Septiembre se acabe ya, pero no sé si es peor que llegue los primeros días de Octubre, mes que hará tres años que mi madre falleció (mi padre lo hizo en marzo), pero bueno, eso ya lo sabéis, y la verdad que no tengo ganas de hablar más del asunto.

Hoy intentaré pensar en el "hilo rojo", que a todos nos unen, y pasaremos hoja al día de ayer.

Sin más me despido hasta la próxima. Besotazos de mi marca.

martes, 21 de agosto de 2012

TWITTER

Entrada Original, Domingo, 17 de Julio del 2011

Hacía tiempo que quería hacer esta entrada, pero por una cosa u otra no la escribía. Más bien por falta de inspiración, que como ya sabéis últimamente he escrito poco; más bien nada, y tengo a medio terminar el relato. Ya es la tercera vez que lo digo, y no me pongo manos a la obra, pero bueno, hay otras cosas más importantes.

Bueno vamos al lío. Cuando entre en Twitter, el 7 de Diciembre del 2010, justo cuando nació mi hijo, entré porque me picaba la curiosidad de ver cómo era; había oído hablar de él, pero a nivel más americano, más de famosos y sin saber que la gente también tenía cuenta. La verdad que me gustó porque es más directo, más ameno y porque te enteras de todo rápidamente. Al principio no lo entendía muy bien, ya sabéis que soy torpe para estas cosas, pero bueno, me hice en seguida con ello, tampoco es tan difícil, y empecé a twittear con la peña, a agregar a mis colegas, a gente del facebook, y a nuevos amigos. La jerga no la entendía, en principio (follows, unfollows, etc.) y luego te vas haciendo.

De mis nuevos amigos he conocido gente maravillosa, que respeta, que habla con tranquilidad, opina, no juzga y me rio bastante con ellos. Vale la pena y nos llevaremos bien en la realidad. Incluso algunos de ellos, les tengo agregados ya en el facebook y algunos tienen mi teléfono (ya sabéis también que no lo suelo dar, y menos con las cosas que pasan hoy en día).

Bueno, tras una introducción, la entrada iba por otro camino. Me hace gracia que en las redes sociales se formen guetos que veo innecesario. Yo opino así por mi experiencia y por lo que he hablado con la gente. La mayoría de los “seguidores” son homosexuales. No hay problema en eso, para nada, sino que parece ser que cuando te abres una cuenta (a ver como lo digo para que no haya malos entendidos, espero que no) aparecen como moscas. Yo incluido, ojo, que también me cuento. En Facebook, la mayoría de mis conocidos (incluido mis colegas) son homosexuales, en Twitter, la mayoría lo son, excepto algunos/as… sé que no soy el único que ha pensado en esto, pero es curioso. Lo negativo, es que algunos no se abren más allá de la homosexualidad y se cierran en ese gueto sin querer hablar con nadie más. Están en su derecho, de hablar con quien les apetezca, pero eso nunca me gusto. Eso va correlativo a que respete el orgullo gay, que no estoy para nada en contra, de las manifestaciones, de luchar por nuestros derechos (siento ser pesado pero quería decir que yo soy bisex, porque veo que algunos se sorprendan que tengo un hijo), de luchar por la igualdad; hasta ahí de acuerdo, pero no me gusta encerrarme en un gueto y quedarme ahí parado. Me gusta expresarme en cualquier lugar, y reconozco que tarde en ir a Chueca. No por nada, no porque me vieran, no por que hablen, nunca he ocultado mi condición, siempre lo he dicho abiertamente, pero no sé, como dije en Twitter, compartido con muchos amigos, me siento orgulloso de ser como soy, en ese día tan señalado, como el resto del año. Ojo, que respeto el orgullo gay como el que más.

Pues en Twitter creo que pasa algo parecido a un gueto. Como he comentado, algunos se cierran en banda en hablar con heterosexuales y cuando se enteran que lo son (esto lo tengo contrastado con colegas, conocidos, amigos, seguidores) les deja de seguir o les deja de hablar directamente y nunca entenderé que eso ocurra. Todos sabemos que al revés también ocurre, y quizás el insulto aparece en sus mentes (maricón), pero al revés, dejar de seguir a alguien por ser heterosexual, de hablar, comentar, etcétera, me parece peor que el insulto. Conozco a gente que solo tienen amigos gays, incluso algunas amigas, y eso pues yo lo veo absurdo. Tanto en un lado como en el otro. Incluso hablan mal de ellos. Si queremos igualdad y un trato natural, tenemos que empezar por nosotros mismos. Esto conlleva a empezar a tratarnos por igual. Jamás entenderé que a un homosexual afeminado se le aparte o intente apartar por tener pluma, vulgarmente hablando y para que todos lo entiendan. Yo reconozco que para mantener relaciones sexuales no me gusta, pero no les aparto o les ignoro. Es solo un gusto personal, nada más, pero acribillarles con insultos me parece penoso. Y creo que sabéis de lo que hablo. Y sigue ocurriendo hoy en día; he visto homosexuales insultando a otro por ser más afeminado, por ser gordo, por ser… siempre acribillan con insultos para creerse mejor. Nadie es mejor que nadie, todos somos iguales y debería de ser así. No importan la condición, tu forma de ser. Te puede gustar o no, pero llegar a evitar…

Me he salido del tema, lo sé, que cuando arranco esto es un no parar; antes de seguir, no quiero que nadie me mal interprete, no quiero ofender a nadie, ni nada por el estilo, es más, quiero dejar claro que a mi Twitter me divierte, me lo paso bien, he conocido gente maravillosa, gente desagradable, gente estúpida, pero antes de criticarles, se da al botón de dejar de seguir y listo. Es como la vida misma, si alguien te cae mal, no le tienes a tu lado. Todo el mundo, sabe por dónde voy. Creí, ingenuo de mí, que en Twitter no iba a tener problemas; tranquilos, no me voy a repetir, porque ya lo he explicado. Lo único que si voy a comentar, que solo quiero que me dejen tranquilo, que yo comento lo que creo conveniente, subo las fotos que veo necesarias y no quiero hablar más del tema. Y lo más importante es que dejen en paz a mis familiares y amigos. Porque a mis colegas también le han ido molestando, a mi primo en Facebook le han dicho cosas que no vienen a cuento, y como siempre digo, la peña es libre de pensar lo que quiera, de hacer lo que quiera, pero no tienen porque tocarme los huevos, sin más razón, de hacer lo que me sale de los mismos... no tengo porque subir fotos que no me apetecen, no tengo porque decir lo que quieren oír, porque por suerte, siempre he sido libre en mi vida personal, pues lo seré más aún en mi vida virtual. Que ya está bien de oir bobadas... que yo no voy pidiendo fotos a la peña, y si lo he echo alguna vez, sería en broma, porque cada cual es libre de hacer y decir lo que le apetece. Los que me conocen, ya saben como soy, y con eso me quedo.

Otra cosa que ocurre en Twitter y que no entiendo es que la gente quiera tener seguidores a toda costa. No entiendo porque tienen ese afán de tener seguidores, y lo que es peor, que te siguen para que le sigas, y a los cinco minutos te dejan de seguir. Le dejas de seguir, y a los cinco minutos te vuelven a seguir, para que le vuelvas a seguir... y vuelta a empezar. Hasta que se te hinchan los huevos y ya no les sigues, aunque te parezca un tío legal. Yo no sé porque hacen eso, tampoco les voy analizar, pero lo veo tan absurdo, y no sé a donde quieren ir a parar. Al igual los que están mirando constantemente si es cuarto o no en su ciudad, como el puto gallego que si algún amiguito suyo se lo dice, seguro que se identifica. Algunos ya saben de quien estoy hablando, cuya persona esta denunciada. Me hizo una gracia ver su tweet, de que era el cuarto de su ciudad... pero viendo su facebook, no le tengo agregado, ni mucho menos, ya sé porque lo hace, por falta de cariño, y falta de personalidad. Es tan triste su vida, que tiene que hacerse el importante (al igual que dijo que un tweet suyo salió en antena tres). Que me da igual si es verdad o no, no juzgo eso, pero con una vez que lo dijera me era suficiente. La verdad que a penas hablaba con él, y la verdad que pensé en dejar de seguirle, pero mira, lo dejé ahí, porque de vez en cuando, decía algo que me hacía reír... pero tras ver su facebook y tras hacerse el interesante cogiendo enlaces de mi blog, y creer haber descubierto algo, pobre iluso, y de ser un puto cobarde, me dejó de seguir... no, no estoy preocupado, ni en aquel momento, ni ahora, pero joder, el tipejo ese le falta un tornillo. En fin, otra anécdota más.

Pues eso, que el Twitter también me he encontrado peña que es estúpida y que no sabe respetar al resto de twitteros, pero esa peña me la sopla... otra vez me repito, lo sé, pero es que el tema tiene tela y de ahí podría sacar un libro de psicología, para que la gente aprenda a respetar. La peña no saben vivir sin molestar, pero ellos sabrán y sobran en mi vida. Al igual que yo sobraré en las suyas, cual cosa no me preocupa en absoluto. Me quedo con la gente que me habla a diario, con la gente que opina, habla, con respeto y no juzgan... no solo lo digo por mí, sino que no juzgan en general. Evidentemente cada cual tendrá su opinión y así lo hacen saber en 140 caracteres, pero hay que saber opinar con respeto y ser contundente en lo que defiende, pero para eso no es necesario caer en el insulto. Si aprovechan la plataforma para insultar mal vamos. Pero hay gente para todo, y que se le va hacer, si la gente es así, que solo sabe insultar o se deja llevar. Hay gente que me cae bien y otras no, y es tan sencillo como pasar de ellos, sin más, y no tener que estar peleando cada dos por tres, aunque a veces, en más de una ocasión he caído en la trampa y he dado respuesta a alguien que no se la merecía. Y he caído también en el insulto fácil, pero os lo puedo asegurar que en más de una ocasión me he mordido la lengua y he pasado del tema. No puedo desaprovechar mis 140 caracteres en esa peña que no merece la pena.

Y creo que sobre el Twitter no se me olvida nada más, y si hay algo que se me olvida, pues lo comentare en otra ocasión, porque esta entrada ya he dicho lo que tenía que decir. Tan solo, añadir, que digan lo que digan, estaré al pie del cañón, moleste a quien moleste, y punto. Bueno, pues cierro esta entrada, agradeciendo a la gente, me siga o no me siga, que habla con respeto. Un beso para todos.

Hasta la próxima.

lunes, 20 de agosto de 2012

EL TIEMPO PASA RÁPIDO.

Quien pudiera controlar el tiempo y poder pararlo en algunos momentos y en otros acelerarlo. Hace nada estábamos celebrando el fin de año y en breve Agosto se acaba. 8 meses que nos ha pasado por encima, de este 2012, y casi sin darnos cuenta. Muchas cosas han sucedido en el mundo y en particular, está siendo un año lleno de trabajo, de viajes, de aventuras y de conocer gente. Un año que tal como escribí, está siendo diferente a otros años, a nivel profesional, porque en lo personal, pues como otro año cualquiera, aunque sinceramente travesando una etapa bastante buena y dejando realmente el pasado atrás. Eso a veces es duro, es difícil, pero creo que lo estoy consiguiendo; no digo que sea malo echar la vista atrás, pero necesitaba avanzar y no pensar en él, sobretodo en él. Estaba atrapado en un bucle, que no estaba siendo positivo para mí; sobre todo para mi corazón, porque en el resto no me estaba afectando; o al menos no tanto. La verdad que la etapa tan buena que estoy atravesando, anulaba los pensamientos hacía él, pero era necesario, casi obligatorio, el cerrar esa etapa definitivamente; el corazón tiene que curarse a su debido tiempo, y cicatrizar la herida. Para eso hay que cerrar etapas y abrir otras nuevas. Pero se debe cerrar definitivamente. No podía continuar estar pensando él, sabiendo que lo nuestro no iba a ser ya nunca más posible ya que nuestra relación tan tormentosa no nos llevaba a ninguna parte. Supongo que a todos nos ha pasado esto alguna vez, de estar pensando en la persona que amas, aún sabiendo que no puede ser; en definitiva, esa etapa se está cerrando, con precaución y sobre todo en buena compañía.

Ya sé que a lo mejor no entendéis nada, pero como el que lo tiene que entender soy yo, creo que con esto es suficiente; no quiero alargar el tema y el resto se queda en mi intimidad, que demasiado habéis visto de mí…. ¡jeje!

Hoy ya 20 de agosto del 2012, y el spot más importante lo terminaremos hoy; mañana el otro y hacer de nuevo maletas para Sídney. Que ganas de llegar y de ver a mis viejos amigos, ver la nueva colección de “aussiebum”, que seguro que me regalan algo y emprender los nuevos e importantes proyectos que tengo entre manos con los australianos; todo va viento en popa, los proyectos se enlazan unos con otros y las energías continúan cargadas. Estoy aprovechando los buenos ratos libres que tengo, con algunas salidas nocturnas, con cultura, viendo amigos que hacía tiempo que no veía, con alguna fiesta privada, cerrando otros contratos, abriendo nuevos y todo con la positividad que me caracteriza. Mi equipo en Madrid poco a poco se van a ir incorporando y Susana está haciendo un trabajo excelente; al igual que Eloy, lo está bordando. Está llevando parte de mi agenda estupendamente y los proyectos con las firmas españolas están más que bordadas. No me puedo quejar de lo que está saliendo de sus cabezas y está más que genial.

Mi hijo sigue en Menorca y para el 26 de Agosto ya estará en Madrid. Lo está disfrutando y cada día hablo con él; me ha explicado que está casi todo el día en el agua, que ha montado en barco y que está comiendo mucho. Que tiene muchas ganas de verme y de darme un regalito que me ha comprado… yo también tengo ganas, muchísimas, de verle, de darle besos y achucharlo; pero bueno, el tiempo pasará rápidamente y el 10 de septiembre, es la fecha prevista de mi regreso a Madrid, le podré ver; o al menos al día siguiente, ya que con el cambio de horario (ahora mismo está en 8 horas de más, de diferencia) quizás hasta el 11 no le vea. No tengo la fecha cerrada, pero he calculado tres semanas allí; no estaré en todas las grabaciones, ya que normalmente suelo ir tres meses, y con tres semanas sabemos de sobras que no son suficientes (era obvio), pero no puedo estar más, por cuestiones profesionales y compromisos (son tantos) y ellos lo han entendido, al igual que los neoyorquinos; si hablando se entiende la gente, hablando con educación y formalidad se llega a buenos entendimientos.

Pues esa tres semanas las voy aprovechar al máximo, visitare mi pequeño hotel (para los nuevos lectores y los antiguos, os recuerdo que tengo un pequeño hotel allí), visitare a los que ya considero buenos amigos, disfrutare de mi estancia, trabajare mucho y lo que pueda me conectare con vosotros. No sé si mucho o poco, pero al menos mantendré el contacto. Algunos echare de menos a otros no tanto eh ¡jeje! Pero bueno, espero poder continuar estableciendo esa bonita amistad que se está formando con muchos de vosotros, cual cosa me hace sentir bien, ya que hay gente muy maja que realmente vale la pena.

Pues nada, creo que con lo que he escrito por hoy es suficiente, y ya mucho tiempo no me quedaba antes de meterme de lleno en la grabación; cuando pueda escribiré una nueva entrada o subiré las que me quedan del antiguo blog, que por cierto ya son bien poquitas (ahora mismo no recuerdo cuantas, pero creo que son 3 o 4; por cierto la casualidad ha hecho que esta entrada vaya después de la entrada “cerrar página, escrita el 10 de Julio del 2011). Pues bien, os mando un fuerte besotazo de mi marca y hasta la próxima.

jueves, 16 de agosto de 2012

CERRAR PÁGINA

Entrada Original, Domingo 10 de Julio del 2011

Hay momentos que es necesario cerrar un capítulo de nuestra vida y avanzar por el sendero donde queremos llegar. Yo creo que parte de nuestro destino está escrito, pero no nos podemos quedar de brazos cruzados esperando a que ocurran las cosas. Quizás, ese sea nuestro destino, estar parado, sin hacer nada, y esperar… yo me niego a estarme quieto, a dejar pasar el tiempo, y siempre intento llegar a la meta. A veces uno lo consigue, otras no, pero el esfuerzo vale la pena. ¡Estamos vivos!

En un capítulo (más de uno, creo que eso está claro) de mi vida, no he llegado a la meta, y aunque lo he intentado en más de una ocasión no ha podido ser. No pasa nada, la vida sigue, y yo he decidido pasar página. Bueno, para ser sinceros, decidieron por mí, o esa persona, decidió pasar página de verdad y salir del bucle en que estábamos metidos. Me es difícil explicar todo con exactitud, por respeto a la otra persona, que no tiene porque salir en mi blog, y no tenéis porque saber quién es. Algunos lo saben, es obvio que mis colegas, los más allegados, saben de lo que estoy hablando, incluido Jordi Sans. Y es un poco difícil intentar lo que siento, o sentí en su momento, sin poder contar los detalles, pero intentare explicarme.

En esta vida he amado con locura a dos personas. Una de ellas, Lucia, la madre de mi pequeño, que por cierto, ayer 7 de julio del 2011 hizo ya siete meses… hemos pasado juntos muchas historias, movidas, peleas, reconciliaciones y la vida como da muchas vueltas, hemos acabado teniendo un hijo junto, viviendo una temporada juntos, siendo grandes amigos y todo eso que ya he explicado anteriormente. Nuestro cierre fue temporal, y ambos nos fueron bien, aunque yo en aquella época no lo aceptaba, y sufrí bastante. El amor tiene varias caras, más de una diría yo, y bueno, se superó con mis historias y folleteos, para que decir otra cosa, si fue así. Y luego, nos volvimos a reencontrar, a retomar la amistad hasta el día de hoy. El resto de la historia ya lo sabéis por lo que he ido explicando. Repetirme ahora sería absurdo.

Mi otro gran amor, fue un chico, y aquí es cuando viene lo difícil porque si doy detalles se va a identificar. No es ese el problema, sino lo que he comentado anteriormente. Solo diré que nuestra relación fue un tira y afloja constante, llena de peleas, baches y sexo. Dejemos la relación en más de una ocasión, y la volvíamos a retomar pero cada vez iba a peor. Yo con mi gran carácter, orgullo, hacía y deshacía a mi antojo, aunque también hay que decir que él siempre estuvo ahí en los momentos malos; no toda la relación era mala, pero se iba deteriorando por falta de entendernos, mis viajes, mis movidas… pero él tampoco se quedaba atrás. En definitiva, hace poco, él ya con pareja, decidió cerrar página de una vez por todas. Como he dicho, nuestra relación amorosa se acabo, pero manteníamos conversaciones de vez en cuando, a veces casi a diario, y volvíamos a enfadarnos. Mejor dicho, me volvía a enfadar, y entonces le decía cuatro cosas, que sé que le iba a joder, y vuelta a empezar. Y vuelta a empezar, hasta que hace poco, cerró página y me dejó de hablar, sin más, sin querer saber nada de mí, ni bueno, ni malo, aunque aún nos tenemos en el facebook. Pensé que me iba a borrar de ahí también, pero no lo ha hecho. No sé si leerá mi blog, vamos que ya no sé nada de él. Por su muro se que continua con su novio, y confieso que he mirado sus fotos en más de una ocasión. Fue su decisión, y la respeto, pero no la comprendo. Y por eso es hora que yo cierre esa página, y avance mi camino sin mirar atrás o intentar no mirar atrás, para no volver a tropezar una y otra vez en eso. Sé que fue cansino, pero el amor entre nosotros dos era verdadero. Fue dañino en más de una ocasión, pero tengo muy buenos recuerdos, y él seguro que también. Hay que quedarse con lo bueno e intentar borrar lo malo, pero de lo negativo también se aprende y si, cerrar ese capítulo va a ser positivo para mí. No es que lo esté pasando mal, porque la vida me sonríe, pero es ya por necesidad, que por otra cosa. Por eso, una de las razones que me he cambiado de ático. Como dije, desde el 18 de Junio del 2011, me cambie de casa, como dije en mi anterior entrada, porque tengo esa oportunidad de por hacerlo. Demasiada carga emocional, no solo por ellos, sino por cuestiones de familia, que tengo demasiados recuerdos, demasiado peso… ya sé que los recuerdos están en mi mente, y es inevitable pensar, joder, sería jodido no poder recordar (bastante mala memoria tengo ya para las fechas) para dejar de pensar en tus seres queridos. Lo vi necesario y así lo hice. Espero poder pasar página, tal como ha hecho él, aunque con nosotros dos nunca se sabe si algún día regresaremos al punto de partida.

Y en mi ático nuevo estoy, y aquí empezare mi nueva etapa. E intentar mejorar las cosas de uno mismo.

Quizás a la tercera pareja va la vencida; he tenido algunas más, pero he destacado las dos más importantes, porque una de mis relaciones, os puedo contar, que después de dejar mi relación con ella, me visitó a la oficina, intentando meter un susto con un embarazo, que no lo era en absoluto; después de no conseguir nada, regresó de nuevo a mi oficina, y me dijo que cuando iba a recoger las cosas que tenía en su casa, y cuando la dije que lo tirara o que hiciera lo que quisiera, se marcho por la puerta y casualidad de la vida me la crucé un día por Neptuno. Nunca más se acercó a mi oficina, que yo sepa. Y bueno, folleteo todo lo que he querido y más, pero eso también lo sabéis. Pues como iba diciendo, quizás a la tercera va la vencida y encuentre mi amor definitivo. No sé si estará escrito o no; aunque también puede ocurrir que continúe soltero y folleteando. Al cuidado de mi hijo que amo con locura. O quién sabe si acabo de nuevo con Lucia, como algunos piensan, aunque lo dudo, tanto ella como yo. Estamos bien así, juntos, pero esto no va a ser eterno, ya que cuando el peque tenga un año y pico, ella regresará a su casa, o cuando tenga dos… y como os dije, quizás queramos tener un segundo juntos… Pero como eso no se puede saber, pues ya se verá lo que va ocurriendo por estos lares llamado vida.

Creo que no tengo nada más que añadir, de momento, sobre este tema, y voy cerrando agradeciendo vuestras visitas, que son muchas, cada vez más. Y como os dije, tengo que terminar el relato que dejé atrás. A ver si saco tiempo. Besotazos.

lunes, 13 de agosto de 2012

DE TODO UN POCO II

Entrada Original, Lunes,  4 de Julio del 2011

Cuanto tiempo sin escribir en el blog. Creo que es la primera vez, desde que empecé, que en un mes no he escrito nada. Tengo el relato abandonado, sin terminar de escribir, no he dicho ni mú desde el 19 de mayo. La verdad que he andado bastante liado, con el trabajo, con mi hijo, con los proyectos, y con los últimos acontecimientos ocurridos.

No sé ni por donde empezar. Como se suele decir, mejor por el principio, pero tengo un poco de desorden mi cabeza. En fin, vayamos por partes, lo haré lo mejor posible:

En primer lugar, quiero deciros que estoy instalado en mi nuevo ático. Hicimos el traslado en tiempo record, tenía gran necesidad de salir de mi otro ático, que se quedara Eloy con el, por motivos que ya sabéis o imaginais. Alli tenía demasiado recuerdos, demasiadas cosas que olvidar y la necesidad de pasar página era inminente. Recuerdos familiares, recuerdos amorosos, recuerdos que no voy a olvidar, pero salir de aquel espacio para mi era vital; y como puedo permitírmelo, sino me jodería, pues, busqué, y encontré. Dicho y echo, me instale en dos días, con ayuda de mis grandes amigos y de mi Lucia, que de momento, continua viviendo conmigo. Supongo que estará un tiempo más, incluso regresara conmigo a Sidney. No me quiero extender más sobre este tema, supongo que algún día le dedicare una entrada para esto solo, pero de momento dejo esta pincelada.

El trabajo también me ha ocupado bastante tiempo, y lo seguirá haciendo. Aunque mi horario, nuestro horario, es hasta las tres, muchas veces trabajo desde casa, y ultimamente ando poco por la redes sociales. Incluso este domingo pasado, tuve que ir a grabar una publicidad, de una marca de Whisky. Todo fue bien, pero el pedo que agarré fue impresionante. Llegue a las cuatro y pico de la tarde, y me acosté directamente. El trabajo para Milán esta más que realizado, y cobrado, pero no sé cuando quieren grabarlo. Ellos sabrán. Y poco más que contar sobre el curro, que tenemos muchas campañas, muchas cosas que hacer y bueno, todo esta genial, no nos vamos a engañar.

Sobre mi vida personal, pues, a parte del abundante trabajo, de pasar el tiempo con mi hijo, ver a mi familia, venir a verme, estar con Lucia, comprar, pues he salido un par de veces con mi primo, he ido al cine con Lucia y me he quedado, por cuarto año consecutivo sin vacaciones. Una vez más, no he podido cogerme ni un par de días y si los he cogido he estado trabajando en casa, o he estado grabando... pero bueno, al menos el viaje a Australia, me lo va a compensar, pero joder, cuatro años sin ningún tipo de descanso, de desconexión, pues jode bastante, por mucho viaje que haga. Parece una queja, aunque no lo es, o si, un poco si, porque tenía pensado cogerme una semana, e irme con Lucia y mi peque (que pronto ya siete meses) e irnos a la playa, sin móvil, sin portátil, desconectar de verdad, pero el trabajo, una vez más me lo ha impedido. Lucia se conforma, pero se que la fastidia. Ya le dije que se fuera ella, que no había ningún problema, pero no sé porque, no quiere hacerlo. La veo muy contenta, estando conmigo, pero parece que el pasado, también esta con ella; es decir, que como cuando eramos pareja, no podíamos hacer nada juntos, o casi nada, y otra vez estamos igual, aunque esta vez como grandes amigos... pero bueno, las cosas están saliendo así y así nos lo tomamos.

Y sobre el acontecimiento del Twitter, pues mejor pasar del tema. No me sorprende, ya me ha pasado otras veces, pero si que me da pena esa pobre gente, que no tiene vida propia y que tiene que buscar información en mi BLOG, para después dar entender que han estado investigando. Es que es muy fuerte, coger fotos mías, sin marcas de agua, tengo las originales colgadas en mi facebook, cuenta que me recuperaron presentando mi NIF, cosa que conté en mi blog, para decir, sin pruebas, que la campaña Tyronne es... pues mi nombre. He sido ingles, he sido alemán, ahora búlgaro, origen escandinavo.... es que cada vez, según esta gentuza, gentucilla, y me muerdo la lengua, me dicen que soy de un origen distinto. Pero malditos perros, Tyronne es el nombre de la campaña que hice para Nueva York... y joder, tan facil es dejar de seguir, como seguir y estar jodiendo... quien haya leído mi blog, sabe que en el facebook también hay gentucilla como ellos, saben mi vida de pe a pa, porque yo lo he contado, porque la cuento, y la contaré. Pero son tan absurdos, de coger un enlace, que yo mismo he puesto en mi blog, y contar mentiras desde un ordenador, sentados en sus casas, amargados, y creyéndose importante, cuando nadie tuvo huevos de presentarse en plaza de las cortes, el día, y la hora que dije, ya que estaban importunando, incluso a mis colegas. Incluso hablan con mi primo, fíjate si son cortos, y les habla mal de mi. Prometí no hablar del tema, no incluir nombres, además, esa gentucilla están más que denunciados, y lastima que la justicia sea lenta. No por mi, sino en general, pero quien ríe último ríe mejor. Sobretodo por una persona que yo me sé. Podría hablar más del tema, pero ya no sé si vale la pena. Y si, reconozco que me afecta, y tanto que me afecta, no voy a decir lo contrario, pero no es la primera vez, solo espero que sea la última. Por mala suerte mía, sé que no. Pero bueno, yo sigo a mi aire, colgando mis anuncios, incluyendo fotos mías, más claro que agua, y el resto ya me la suda. Ya llegará mi turno, cuando la justicia haga lo que tenga que hacer. Y tengo todas las pruebas, gracias que twitter me las envió, un gran administrador, y desde aquí les doy las gracias.

Como no quiero terminar con mal sabor de boca, desde aquí, agradezco el apoyo recibido, y la amistad que me habéis brindado la mayoría de vosotros. También a mis nuevos seguidores de éste blog, que espero poder escribir más a menudo, incluido terminar mi relato, lo siento, y bueno, que nos vemos en Facebook, Twitter y donde haga falta. Todos los días paso por plaza de las cortes, así de sencillo. Y perdonar las faltas de ortografía.

Besotazos.

jueves, 9 de agosto de 2012

EL ABUELO


Pep Mascaró, el abuelo del spot de Coca cola, ha fallecido a los 105 años. Como ya sabéis, participe de pleno en esta campaña, todo un lujazo el haberle conocido, y en haber creado esta gran campaña, para mí, una de las mas importantes de Coca cola de los últimos años. Es todo un lujazo por su gran humanidad, su gran sentido del humor y porque ha visto crecer a sus hijos, nietos, biznietos, sobrinos, etcétera, en una absoluta felicidad. Su gran frase “lo único que no te va a gustar de la vida es que te parecerá demasiado corta. Estas aquí para ser feliz” se lo dijo a su nieta, al nacer, cuyo spot recoge en vivo; realmente está basado en hechos reales, sin trampa, sin cartón. La verdad que fue un lujazo el haber estado presente, el haber presenciado ese gran momento; el abuelo, un gran hombre, todo corazón, sabio, un buenazo y eso lo transmitía desde el primer segundo hasta el último, tanto en el spot como en su vida. La frase, le iba al dedillo, ya que era su máxima, que le dio reconocimiento y era puro reflejo de su vida sencilla. Fue un hombre plenamente feliz.

Ayer me enteré, por las dos webs, que suelo consultar, y luego me mandaron un correo. Me estremecí, y les di mi gran pésame a familiares, amigos, porque era un hombre muy querido; incluso en su pueblo, la plaza lleva su nombre. Antes había participado en una serie para IB3 (televisión balear), pero continuaba siendo pagés, lo que más le gustaba en la vida, como su padre. El ser reconocido por el spot, no le quitaba el sueño y no le cambio nada. Quizás por la edad, pero la gente que le conoció, sabe realmente que no era por eso, sino por su gran humanidad.

El spot, se grabó en el 2009, año que no fue nada bueno para mí, por lo que ya sabéis... Un año horrible, que esta campaña, me alegró un poquito mi vida, con su gran vitalidad, con su energía. El abuelo siempre estará en nuestros corazones.

Ayer también falleció Sancho Gracia, nuestro “Curro Jiménez”, y desde aquí les doy mi pésame a sus familiares.

La vida es así, y a veces muy injusta, pero la muerte, de una manera u otra nos llega a todos; de eso no nos podemos librar, pero morir siendo feliz, siendo realmente como eres, para mí es lo “más bonito”, ya que si has vivido intensamente, has vivido como quieres, haz disfrutado, lo has transmitido, uno puede morir en paz. Y el abuelo así lo ha vivido, ha disfrutado y es un gran ejemplo. Yo, estoy consiguiendo esa máxima, lo estoy haciendo propio, y los que me conocéis, habéis leído el blog, sabéis que siempre hago lo que me apetece, y mi trabajo es mi gran pasión. Así que, os aconsejo que viváis la vida al máximo, disfrutando al máximo, todo lo que podáis; ya sé que no siempre es factible, ya sé que a veces es imposible, que es difícil, pero nadie dijo que la vida lo fuera. Yo siempre digo que “vivo la vida como si tuviera dos” y así no se me escapa nada.

Pues esta entrada va dedicada para el abuelo más entrañable, un gran hombre, que seguro de donde esté seguirá cuidando de los suyos.

Hasta la próxima.

martes, 7 de agosto de 2012

RELATO VII (XII)

Entrada Original, Jueves 19 de Mayo del 2011


IX


He oído el mensaje dos o tres veces más para asegurarme que es verdad. No me lo acabo de creer del todo, pues no entiendo porque María quiere quedar conmigo. No la conozco, tan solo la he visto en la maldita cena y creo recordar que en alguna otra ocasión, pero no estoy seguro de eso. Si que voy a ir a la cita, pues me intriga porque me ha llamado; además, puedo hacer grandes averiguaciones a través de ella, sobre Marta, porque se fue llorando de la gran sala y como que pudo pasar aquella puerta; no sé lo que habrá detrás, que secretos guardan sus paredes, que silencios, cuantos temores, que miedos esconde Marta, porque la cerraba cuando vivía con ella, y sobre todo porque nunca quiso hablar del tema. Y porque María, desconocida para mí, pudo entrar con seguridad, como si hubiera estado más de una vez en la gran mansión, y supiera que se esconde allí. A parte de todo esto, también me intriga bastante porque ha esperado a que me fuera de casa y no lo ha hablado durante la cena. Si fue capaz de romper un silencio cortante, afilados como cuchillos, esperando a su próxima víctima, porque no dijo nada delante de los demás y desenmascaraba de una vez a Marta. Bueno, yo tampoco fui capaz. Quizás ella no tiene nada en contra de ella, aunque me extraña. Desconozco de que conoce a Marta, que hacía allí con nosotros, ya que no la vi relacionarse con nadie. Excepto con Carlos. Cuando entre al gran salón, ella estaba solitaria, ausente, y no la vi hablar a penas con nadie. Solo palabras sueltas, quizás por amabilidad, un saludo, un gesto y si cuchicheo con entusiasmo con Carlos. Fue capaz de hablar con esa seguridad, pero no la vi habladora. No sé, como la cena fue tan extraña, quizás le esté dando demasiado vueltas.

Creo que el resto de la noche no voy a dormir bien, pensando en mañana, en la cita, en averiguar todo. Tengo el poder en mis manos, que por otra parte, me quema, porque puede no salir bien. Pero si resulta tal como debería, podré ir a su casa y decirla todo, sabiendo que tengo ese as guardado. Pienso decirle todo. No me callaré nada, le dejaré en ridículo y limpiare mi imagen, recuperando mis amigos, a los verdaderos. Demostraré que ella es la mala y que yo fui una víctima más de su poder, de sus grandes influencias. Y por fin podré descansar.

Subo, con gran cansancio, las escaleras para ir a mi habitación. No me he llegado a terminar la última copa. Me pesa el cuerpo y casi no puedo caminar. He fumado demasiado. No tengo ganas de lavarme los dientes; me sentaría bien una ducha, pero no tengo ganas. Me contradigo con mis ideas. Pondré la radio un rato, para oír mi programa favorito, a ver si así me relajo y mañana voy lo más fresco posible a la cita con María. Tengo en mis pensamientos, grandes preguntas; necesito averiguar todo y atar bien los cabos. Me vienen imágenes de la fiesta y recuerdos del pasado. Grandes recuerdos, algunos bastantes buenos. Aquellas fiestas maravillosas que los dos organizábamos, pasándolo en grande. Subastas para los nuevos ricos, cosa que siempre me opuse; la gran orquesta, del norte, venían a tocar sus grandes éxitos; amenizaba la velada y los invitados disfrutaban realmente, hablando, bailando, riendo. También hacíamos grandes tertulias, sin dejar ningún tema en el tintero. Ningún problema, hasta que estallo la guerra en casa. Las fiestas, se convirtieron en infiernos para mí. Eran los nuevos amigos de Marta que invadían con hipocresía la mansión, hablando solo de dinero, negocios, cuadros, petróleo… dinero y más dinero. Asistí a bien pocas, pero solo para contentarla e intentar salvar nuestra relación. No sirvió de nada.

Me desnudo delante del espejo. Creo que he engordado durante estos últimos años. Me veo viejo, con canas instaladas en mi cabello, y arrugas en mi cara. No me importa envejecer, pero me hubiera gustado hacerlo al lado de la persona que ame. Me asusta la soledad, me da miedo pasar el resto de mis días hablando conmigo mismo y no poder sentir el cariño y el calor de una mujer. No creo que vaya a tener hijos a estas alturas. Ahora, recuerdo a Esmeralda, aquella relación sí que hubiera funcionado. No debí de ir a Praga. Ir aquello tampoco me sirvió para mucho, porque no se llegó a ningún acuerdo. La novela, mi gran novela, no se público y eso me jodio bastante. Las ventas de libros había bajado bastante, esa fue la excusa; me dieron falsas esperanzas durante un tiempo, pero no se llegó a publicar. Ni tan siquiera me dijeron el porqué. Dejé de escribir, no por esto, aunque si fue un golpe duro, sino más bien por el amor que sentía hacia Marta; ella me absorbía todo mi tiempo. No sé porque recuerdo a Esmeralda, una mujer tan bella, maravillosa, que por mí culpa se acabo la relación. Eso sí que lo reconozco. Y ahora, estoy solo en este gran apartamento, lleno de lujos, rodeado de regalos de Marta, regalos innecesarios, sintiéndome muerto por dentro, en mi gran soledad, en un vacio que me llena el alma… paradoja de la vida. No sé porque, pero pienso que seguiré así por mucho tiempo. La esperanza, supongo que la dejé en la gran mansión, cuando vi a Marta por última vez. Pero idiota de mí, pensé que podía recuperar el destello, cuando recibí la invitación. Me dejo helado leer aquellas frases, tan cortas, tan cursis, al estilo que ella solía escribir para todas las fiestas, para aquellos fracasados de los nuevos ricos. Sí, me sorprendió ver que estaba invitado, viendo el final del camino de mi amargura, de vengarme y de poder recuperar mi vida de una vez por todas. Pero tampoco ha servido de nada. Por eso, mañana no puedo perder el tiempo con tonterías e iré al grano cuando vea a María. Diré lo que pienso, lo que siento, sacaré la verdad, nada más que deseo eso, para hundirla. No debería de pensar así, pero no tengo más remedio. Así, recuperaré mi vida. Mi verdadera vida.

Dejo la ropa, ordenada, encima de una cómoda. La llevaría al cesto, pero lo veo demasiado lejos. Me enciendo un último cigarro, mientras busco mi emisora preferida. No sé porque se ha desintonizado; esta algo viejo, mira, algo viejo en mi lujoso apartamento. Un regalo de mi abuelo que jamás me iba a desprender de él. Marta estuvo a punto de tirármelo en una de nuestras peleas. Localizo la emisora, por fin estoy tumbado. Estoy cansado, demasiado; cierro los ojos e intento relajarme. Cinco minutos después, cuando me sentía algo más relajado, suena de nuevo el teléfono. Inquieto, me levanto de la cama sobresaltado. Esta vez sí que llego a tiempo, antes de que suene el contestador. Quizás es María, que se arrepiente de la cita o quizás se haya ido de la fiesta, supongo que tiene que haber acabado ya. Pero no, estoy equivocado. Al descolgar, oigo la voz amenazante, veo que no ha cambiado nada, de Marta. Me indica que no vaya a la cita de mañana; me pregunto cómo se habrá enterado. Parece que suplica, pero eso es imposible. Al no responder, pega un fuerte grito y vuelve amenazar acaloradamente, que si acepto la invitación, lo voy a pagar caro. No digo nada. Suspiro profundamente, lamentado el estado de ella, y mi cobardía al no responder. Descuelgo sin más y regreso a la vacía cama. Vuelvo a cerrar los ojos y una sonrisa estúpida dibuja mi cara. Mañana, pienso con cierta inquietud, ganaré la guerra.